dilluns, 22 de febrer de 2010

Un remake



























Entre los pocos cuadros que conservo de mi padre está éste de 1951 al que tengo especial cariño por ser el único en que aparece mi madre y, aunque no se trate de un retrato, yo sé que es ella. Lo hizo un verano que pasamos toda la familia en un pueblo de Huesca, Naval, y aunque yo sólo tenía seis años, conservo cantidad de vivencias de aquel veraneo. Por eso, hace ya tiempo que tenía la idea de versionar este cuadro pensando que, con el cambio de técnica de óleo a acuarela sería suficiente para que quedara distinto pero la verdad es que, salvando las distancias, ha quedado más bien como una copia.

1 comentari:

  1. Hola!!!m.agradan molt els teus treballs...felicitats!!
    et segueixo.
    salutacions

    ResponElimina

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...